La serie Universos está inspirada en el dulce, un tema recurrente cuando se habla de la infancia. En el lenguaje popular muchas veces se dice: “es más fácil quitarle el dulce a un niño”, frase que demuestra la relevancia de este tema en esta etapa.
El dulce es considerado un generador de placer, que se va restringiendo a medida que entramos en la adultez por las consecuencias que trae. Con estas obras se busca que la mente del espectador reviva su niño interior, poder lograr que el adulto entre en un universo dulce y remitirlo a un momento de deleite tal como lo haría un niño enamorado de este sabor que esta lleno de colores. El universo remite un estomago lleno de dulces y lleno de colores.