OBRAS DISPONIBLES

Crecer sin perder la niñez es un trabajo basado en el disfrute que encuentro con la experimentación de materiales usados en la niñez, como lo es el crayón y los intereses colectivos de esta etapa, como el dulce, la imaginación, la diversión y el juego. Lo que dio como resultado una escultura interactiva. Pretendo que el espectador salga de su rutina y retome momentos de la infancia idealizada interactuando y

dibujando.

La serie Universos está inspirada en el proceso del dulce dentro del cuerpo. En el lenguaje popular muchas veces se dice: “es más fácil quitarle el dulce a un niño”, frase que demuestra la relevancia del tema del dulce en esta etapa. El dulce es considerado un generador de placer, que se va restringiendo a medida que entramos en la adultez por las consecuencias que trae. Con estas obras se busca que la mente del espectador viaje por un universo que remite al estomago lleno de dulces y

lleno de colores.

Esta seríe busca recordar nuestro niño interior. El niño interior concebido como una subpersonalidad semiindependiente subordinada a la mente consciente despierta, que siempre estará dentro de nosotros, que debemos recordar y sacar, solo es aprender a activarlo y entender que unas veces explota desde el centro de nosotros y otros solo fluye. Pero nunca se va.

 

Crecer de colores nos recuerda que crecer no significa perder los colores que llevamos por dentro, se puede crecer, madurar y ser dulto sin perder nuestra chispa de color interior.